Actualidad

Guatemala saldrá del Mercado Eléctrico Regional y el consumidor debe seguir pagando los costos

En julio pasado, Guatemala anunció que dejará el Mercado Eléctrico Regional (MER), pero debe seguir pagando cuotas de compromisos asumidos.

El Siepac tiene 1 mil 830 kilómetros de red de 230 kilovoltios en la región, de los cuales 281 son en Guatemala, además de varias subestaciones. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

La salida del país del Mercado Eléctrico Regional (MER) se concretará dentro de 10 años según el reglamento que fija ese plazo luego de hacer el anuncio del retiro, sin embargo, ello no le exime de cumplir compromisos financieros por cargos complementarios sobre la línea Siepac; la regulación para el funcionamiento de la Comisión Regional de Interconexión Eléctrica (CRIE); el servicio de operación, para el funcionamiento del Ente Operador Regional (EOR) y montos derivados de desviaciones de energía, explicó la Comisión Nacional de Energía Eléctrica (CNEE).

Para la línea del Sistema de Interconexión Eléctrica de los Países de América Central (Siepac) el país asumió dos préstamos con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por US$40 millones (unos Q309.1 millones al cambio actual). De este monto, el saldo pendiente de pago, según datos al 31 de agosto del 2021, es de US$17.2 millones (Q133.1 millones), informó el Instituto Nacional de Electrificación (Inde). El plazo de los préstamos vence en el año 2037, se agregó.

Conforme lo definido por el regulador regional, en el 2020 se pagaron US$9.3 millones, que comprende los préstamos para la construcción del proyecto, la operación y mantenimiento, los impuestos y la rentabilidad de la Empresa Propietaria de la Red, del cual US$5.07 millones correspondieron al servicio de la deuda, añadió la CNEE. Para el 2021 se estima el pago de otros US$9.2 millones.

Otros cargos

Respecto a los montos, tanto el cargo por regulación, como por el servicio de la operación, varían en función de los presupuestos que la CRIE aprueba para el EOR y para la propia comisión regional. Del presupuesto anual aprobado, Guatemala debe pagar la proporción que represente su demanda nacional respecto a la Regional, que en los últimos años ha representado alrededor del 20%.

El país pagó el año pasado US$3 millones 488 mil 768 (alrededor de Q26 millones 863 mil), de los cuales US$675 mil 272 son por regulación y US$1 millón 678 mil 228 por el servicio de operación; además de US$1 millón 135 mil 268.84 por desviaciones de energía. Este último depende de la operación en tiempo real y varía cada mes, se explicó.

Si se toman de base esos datos anuales, como un ejemplo, por los 10 años más que el país debe permanecer en el MER, se tendrían que pagar unos US$34 millones 887 mil (Q268.6 millones).

¿Quiénes pagan?

En última instancia, estos gastos correrán por cuenta de los usuarios de energía eléctrica de Guatemala y agentes del sector eléctrico, tal como ha sucedido desde el 2012, cuando comenzó a funcionar el Siepac.

Una parte de los costos, como los de la institucionalidad regional de regulación y operación (que se conocen como cuotas CRIE y cuotas EOR) así como de la línea Siepac, se cobran al usuario de energía en la tarifa social y no social por medio de las distribuidoras, explicó el presidente de la CNEE, Rodrigo Fernández.

Para el trimestre del agosto a octubre del 2021, están reconocidos Q11 millones 639 mil, con un efecto estimado en las tarifas de Q0.01 por kilovatio hora al mes, agregó la CNEE. Este se debe cobrar dentro de la factura mensual a los usuarios, emitida por las distribuidoras.

De este, la Empresa Eléctrica de Guatemala (EEGSA) tiene autorizado trasladar a tarifas Q5 millones 680 mil 320, mientras que Energuate (Deocsa y Deorsa) cobrará Q5 millones 958 mil 785, (los montos varían según el número de usuarios y consumo de kilovatios hora al mes).

Aunque las cifras son variables cada mes y trimestre, de mantenerse similares al trimestre vigente, en un año los usuarios estarían pagando en tarifa alrededor de Q46.5 millones, por los rubros mencionados.

En tanto, la fracción de los cargos que no es asignada a las distribuidoras, se reparte entre el resto de participantes consumidores del Mercado Mayorista en Guatemala, como los segmentos de grandes usuarios, exportadores y comercializadores, conforme las normas de coordinación comercial basadas en artículo 14 del Tratado Marco del MER y los artículos 55 y 68 del Segundo Protocolo al Tratado Marco, explicó la CNEE.

Cómo se manejan los préstamos
El Instituto Nacional de Electrificción (Inde) explicó que la red del Siepac fue desarrollada a través de la Empresa Propietaria de la Red (EPR), una multinacional que se formó para ejecutar la obra y de la cual, la entidad guatemalteca es accionista.

Para formar parte del proyecto, el Gobierno de Guatemala gestionó a través del Inde los préstamos por US$40 millones mencionados. Ambos créditos fueron cedidos a EPR, la que tiene a su cargo los pagos de capital e intereses, agregó. Sin embargo, otras fuentes añadieron que cada país le debe trasladar a la EPR los montos para los pagos y, en el caso de Guatemala lo recabado de los usuarios de energía y de los agentes del sector eléctrico.

Carlos Colom, expresidente de la CNEE, indica que el pago de la parte de la institucionalidad regional se debe seguir asumiendo por los próximos 10 años que el país se mantenga en el MER, además del saldo de la deuda asumida para la red Siepac.

Y afirmó que el país salió del MER porque no se ha podido aprovechar el mercado regional como originalmente se había estimado ya que se mantienen muchas asimetrías debido a que países como Guatemala han invertido en el refuerzo de su red eléctrica nacional, pero otros no, aparte que no se permite usar toda la capacidad de la red para la transmisión de energía.

“Para el mercado regional hay principios básicos en el protocolo del MER que hablan de competencia y reciprocidad, y creo que Guatemala sí ha cumplido, pero el resto de países, no mucho”, señaló.

Qué hará Guatemala

Luego de anunciar su retiro del MER, las autoridades del Ministerio de Energía y Minas (MEM), indicaron que el país debe seguir pagando la obras del Siepac ya que se trata de un compromiso de Estado y las obras quedan en Guatemala. Además, se indicó que se buscarán tratados bilaterales para proveer de energía a Honduras y El Salvador, así como a otros países de Centroamérica, y por aparte con México.

El ministro Alberto Pimentel, respondió que el hecho de no pertenecer al MER no significa que el país esté proponiendo la desconexión de la línea del Siepac.

“Al dejar ese mercado, los agentes guatemaltecos que quieran utilizar esa infraestructura para sus transacciones con Centroamérica, deberán cumplir con varias disposiciones como la normativa nacional para el tramo del Siepac que se encuentre en Guatemala, así como la normativa del MER”.

Y considera que antes de la vigencia de la denuncia del tratado para retirarse, habrá que establecer un protocolo para regular de forma clara esa situación, y sin perjuicio de las interconexiones que se establezcan de forma binacional, que es lo que tratará de hacer el país.

La EPR es una sociedad anónima constituida en Panamá y el Inde es accionista de esta con el 11.11% de participación, confirmó el ministro, al mencionar que la entidad guatemalteca puede mantener las acciones y que hasta el momento, no se ha contemplado venderlas.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines