Economía

Alertan por problemas de liquidez de Gobierno salvadoreño

Cada vez menos inversionistas están comprando deuda a corto plazo. La falta de credibilidad pasa factura.

Peligros. Advierten que Gobierno salvadoreño puede comenzar a incumplir obligaciones como pago de deuda, salarios, pago de proveedores y pensiones.

Peligros. Advierten que Gobierno salvadoreño puede comenzar a incumplir obligaciones como pago de deuda, salarios, pago de proveedores y pensiones.

Los analistas económicos ven señales de alerta ante las últimas dificultades del Gobierno salvadoreño para encontrar financiamiento a corto plazo en el mercado local. No hay demanda de los títulos estatales, la tasa es cada vez más alta y, lo más impactante para los expertos, es que incluso se están aceptando ofertas por montos mínimos y a un plazo menor.

Este mes, el Ministerio de Hacienda ha anunciado cinco emisiones de deuda a corto plazo de Letras del Tesoro (LETES ) y Certificados del Tesoro (CETES) en la Bolsa de Valores de El Salvador y ninguna se cubrió en su totalidad. El lunes, incluso, se hizo una colocación por $585,000, un monto "demasiado bajo" para una emisión de este tipo. La tasa de interés que se pagará por ella es de 7.5 %. Ese mismo día, también emitió $25.6 millones.

Lo que llama la atención de los analistas es que, con una tasa de 7.2 %, lo pagará en 180 días, cuando estos créditos se pagan regularmente en 358 o 360 días.

Los analistas señalan que el mensaje atrás de estas medidas es que hay "una situación crítica" de falta de liquidez, hay mucha incertidumbre y la desconfianza de parte del comprador que busca que "le paguen lo antes posible".

"Esto muestra que cada vez hay menos fuentes de recurso por parte del Gobierno. Según datos del Ministerio de Hacienda, el año pasado emitieron $120.7 millones (más intereses) en julio y eso es lo mínimo que necesitan para pagar lo del año pasado y al revisar las emisiones suman $98.7 millones, por lo que no están alcanzando a cubrir $22 millones y eso aprieta más la liquidez del Gobierno", dice la economista Tatiana Marroquín.

De no conseguir fondos en el mercado interno, el Gobierno tendría que acudir a los mercados internacionales, pero la tarea no es fácil.

Para Ricardo Castaneda, economista del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI), si se decidiera emitir bonos internacionales hoy, la tasa que tuviera que pagar el país rondaría entre un 10 % y un 11 % "en el mejor de los escenarios".

Pero, para el economista, también hay otro problema: que no le quieran comprar la deuda al haber aumentado su perfil de riesgo país y perder credibilidad ante los tenedores, sobre todo, porque en el perfil de deuda de los $1,000 millones que se colocaron el año pasado, se señalaba que se negociaría un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y este actualmente se encuentra "en el congelador con llave". Además, se sacó la Ley Bitcóin "que nadie sabe como va a funcionar, es un caldo de cultivo para el país", dijo.

De ser así, solamente quedarían de opción los llamados "fondos buitres" con tasas que rondan hasta un 20 % de interés.

Para Marroquín, de ir a los mercados internacionales, se necesitarían al menos unos $1,000 millones en eurobonos para cubrir deuda de corto plazo y refuerzos presupuestarios.

Mercado bajo presión

El economista Luis Membreño explica que parece "existir un cansancio y desconfianza de parte de los inversionistas en LETES y CETES por tanta emisión que está haciendo el Gobierno y porque, además, los principales compradores que son los bancos locales, están teniendo que entregarle al Banco Central de Reserva (BCR) un incremento de la reserva de liquidez que se les está pidiendo y se reduce la cantidad de dinero que va quedando para poder invertir".

Todos los analistas consultados indican que se espera que esta semana se dé un nuevo intento de subastar LETES para cubrir lo que tiene vencimiento este mes.

Pero ¿Qué pasará si el Gobierno no consigue los fondos necesarios?

"Si el Gobierno no logra obtener el refinanciamiento total de los LETES emitidos en este mes, entonces tiene que sacar de la caja y eso abre otra brecha en otro lado", explica Membreño.

De no contar con los fondos necesarios para honrar esta deuda deberían de darse movimientos presupuestarios, y aunque tienen "facilidad" para hacerlo con una Asamblea Legislativa oficialista, implicaría quitar fondos de otros rubros.

Este año el país tiene muchos compromisos pendientes para el pago de capital de deuda de corto plazo y no dejaron en el presupuesto fondos para ello.

En septiembre hay vencimiento de $645.8 millones, en octubre $219 millones y en noviembre otros $225.8 millones.

"Desde el año pasado es urgente que se ordenen las finanzas públicas, pero en este momento se están viendo grandes señales de alerta que pueden poner en peligro los pagos que hace el Estado tanto de deuda pública como de salarios, pago de contratos con empresas, pensiones, etc.", puntualiza Marroquín.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines