Economía

Guatemala: la recuperación económica también se refleja en el gasto de los sectores privado y público

El gasto en consumo de los hogares aumentó 15.4% en el segundo trimestre de este año, asociado a un mayor ingreso de remesas familiares y a la recuperación de miles de puestos de trabajo, según el reporte del Banco de Guatemala (Banguat).

El ingreso en los hogares mejoró durante el segundo trimestre del año que incrementó el consumo en los hogares. | Foto Prensa Libre: Hemeroteca

La tendencia se atribuye “al aumento en el ingreso disponible en los hogares, derivado de la recuperación observada en el empleo formal y del incremento de las divisas por remesas familiares”, en comparación con el mismo período del 2020, cuando hubo una contracción de -8.1% a consecuencia del cierre del país para frenar los contagios de covid-19.

Este comportamiento de dos dígitos en el consumo en los hogares no se había observado (en la estructura de participación del Producto Interno Bruto (PIB), este aspecto representó el 83.6% del total) y fue un detonante del crecimiento total de 15.1%, analizado por el destino del gasto. No obstante, se prevé que el indicador se estabilizará a fin del 2021 y retomará cifras de un digito.

En una entrevista reciente con Prensa Libre, Sergio Recinos, presidente del Banguat, confirmó que además del consumo en los hogares, también creció el gasto del Gobierno, en 14.5%; formación bruta de capital fijo o sea inversión, 27.5%; exportaciones de bienes y servicios, 25.7%; e importaciones, 43.9%. Este último componente se resta del total de los anteriores, lo que da el total de 15.1% mencionado.

Como dato de referencia, en el segundo trimestre del 2020 todas las variables anteriores tuvieron un desempeño negativo. Por ejemplo, el gasto de consumo final de los hogares fue -8.1%; el consumo final de Gobierno, -4.1%; formación bruta de capital fijo, -16.2%; exportaciones -19.6%; e importaciones, -16.6%, respectivamente, lo que dio como resultado una caída de -8.9% del PIB trimestral.

“Evidentemente, el segundo trimestre del 2020 fue el más golpeado y, para el sector construcción en específico, ahora fue más alto porque hay una liberación de la economía, y muchas de las obras que se pospusieron están a toda marcha”, comentó Fernando Estrada Domínguez director de la Comisión de Estadísticas de la Cámara Guatemalteca de la Construcción (CGC), al analizar las cifras oficiales.

Más empleo

Por otro lado, el reporte de la banca central señala que el número de cotizantes y salarios del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), durante el segundo trimestre del año, mostraron un crecimiento de 10.8% y 11%, respectivamente, que estaría asociado al proceso de normalización y la reapertura gradual de las actividades económicas. Mientras que en el mismo periodo del 2020 ambas variables registraron -7.4% y -3.1%.

En el caso de las remesas, experimentaron un crecimiento en dólares como en quetzales, y pasaron de caídas de -8.5% y -8.1% el año pasado, a crecimientos de 53.8 y 54.3% en el segundo trimestre. “Es un resultado lógico porque el año pasado hubo una depresión en todas las variables que manifestaron tasas negativas de crecimiento, por lo que si en este año empieza la reactivación, es normal que se registren estas cifras”, expresó Guido Rodas, exministro de Economía, al recordar que muchas en el 2020 empresas cerraron, otras redujeron personal y hubo despidos.

Aclaró que no se trata de un boom económico, sino de un proceso lógico de recuperación y a eso se deben las altas tasas.

Las otras variables

Respecto a las importaciones de bienes de consumo, el reporte indica que en el segundo trimestre crecieron 17.5% y se recuperan de una caída del -8.1% en el 2020. El comportamiento se fundamenta en mayores volúmenes de importación de gasolina, diésel, gas, vehículos, bebidas y aparatos de uso doméstico, entre otros.

Por el lado del gasto de consumo final de Gobierno,  tuvo un desempeño de 14.5% en el segundo trimestre y se explica por las remuneraciones pagadas, compras de bienes y servicios por parte de la administración central en rubros como mantenimiento y reparación de bienes nacionales de uso común, edificios, útiles médicos quirúrgicos y de laboratorio, servicios de informática, ingeniería, arquitectura y supervisión de obras, así como arrendamientos de edificios y locales.

También influyó la compra de vacunas contra el covid-19 y la entrega de bolsas de alimentos que dota el Ministerio de Educación.

Y en la formación bruta de capital fijo (27.5% contra -16.2% del año pasado), se debe al dinamismo en las importaciones de bienes de capital para el transporte, industria, agricultura, telecomunicaciones y construcción. Igualmente se observó un incremento de edificaciones residenciales y no residenciales privadas en obras de ingeniería civil públicas y privadas.

El reporte señala que las exportaciones de bienes y servicios (25.7% contra -19.6%), se fundamenta en el incremento de los envíos de grasas y aceites comestibles, frutas frescas, secas y congeladas, productos de la industria química, hierro y acero, legumbres y hortalizas y artículos de vestuario, entre otros.

Expectativas

Tanto Estrada Domínguez como Rodas, coinciden en que, si las condiciones actuales se mantienen, el crecimiento del PIB podría superar el 5% este año, pero dependerá del avance de la vacunación. “El manejo de la pandemia sigue siendo un elemento a considerar en los escenarios de fin de año”, subrayó el representante de la CGC.

Rodas concluyó que los indicadores tenderán a normalizarse en el 2022 pero se entra a una fase de periodo preelectoral que también influirá en estas variables.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines