Economía

Los precios de los bonos de El Salvador aún no se recuperan

La destitución de los magistrados y el fiscal general, así como la reciente aprobación de la Ley Bitcóin ha generado incertidumbre en los mercados, lo que se ha reflejado en los precios de las emisiones del país.

Los precios de los bonos de El Salvador aún no se recuperan

Los precios de los bonos de El Salvador aún no se recuperan

Los precios de las diferentes emisiones de bonos soberanos de El Salvador se han mantenido a la baja durante las últimas semanas. En promedio, estos precios han descendido 13.06 % y los rendimientos se incrementaron un 44 %, aproximadamente, desde finales de abril, según un reporte especial de Torino Economics, la unidad de análisis económico de Torino Capital LLC, una firma con sede en Nueva York.

El bono que e vence en 2034 cayó un -6.19 en el último mes, por ejemplo. Las caídas más pronunciadas en los precios de los bonos se observaron tras la destitución de los magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y del fiscal general de la república, el 1.° de mayo pasado, y una vez que se aprobó la ley que da curso legal como moneda al bitcóin, a principios de junio. En mayo, luego de que se observara la caída en los mercados financieros, el ministro de Hacienda, Alejadro Zelaya, la ministra de Economía, María Luisa Hayem, y el hermano del presidente la República, Brajim Bukele, sostuvieron una serie de llamadas telefónicas con inversionistas para tratar de calmarlos, según una nota publicada por la agencia Reuters.

“El riesgo país vuelve subir. Si lo comparamos esto con la tasa de interés que teníamos en diciembre del 2019, prácticamente tenemos que aumentó 395 puntos”.

Claudio de Rosa, economista. 

En los días posteriores los precios mejoraron, pero sin alcanzar los niveles previos. Un mes después, se observó una nueva caída, la que coincidió con el anuncio y aprobación de la Ley Bitcóin.

"Es el reflejo del temor de los mercados a lo que se ve como un proceso de concentración de poder político. Eso se reforzó con la ruptura del vínculo con la CICIES. Eso se ha traducido básicamente en incertidumbre sobre la transparencia en el manejo de fondos públicos y seguimiento de los casos de corrupción", expresó Luis Gerardo Prato, economista de Torino Economics, sobre los acontecimientos de los últimos meses en El Salvador.

Prato explicó que al seguimiento sobre la situación económica de país y sus necesidades de financiamiento se ha agregado ahora el tema político. "Entre los clientes hemos podido percibir preocupación en torno a eso, a cuáles pueden ser las consecuencias de la ruptura de las relaciones con esa comisión (CICIES), de la destitución de los magistrados y fiscal general, y la tensión política que se ha generado con Estados Unidos", detalló. La implementación del bitcóin también despierta inquietud, según apuntó el economista.

"Si revisamos la tendencia vemos que esa caída en su punto más álgido a la baja se dio un poco después de la aprobación del bitcóin como moneda de curso legal", comentó por su parte Rommel Rodríguez, coordinador del Área Macroeconómica de la Fundación Nacional para el Desarrollo (FUNDE).

“Es el reflejo del temor de los mercados a lo que se ve como un proceso de concentración de poder político. Eso se reforzó con la ruptura del vínculo con la CICIES”.

Luis Gerardo Prato, economista de Torino Economics.

Para Rodríguez, estas señales "desalientan a los inversionistas que compran estos títulos valores", por lo que hay que esperar la reacción de los mercados cuando la ley del bitcóin entre en vigencia y este comience a circular en el día a día.

"Como resultado de la caída de los bonos se ha exacerbado también el nivel de riesgo. Los inversionistas están a la expectativa si se logra un acuerdo con el FMI, y dependiendo de eso podemos tener un mayor nivel de confianza o se deteriora ese nivel de confianza que tienen los acreedores en la economía salvadoreña", agregó Rodríguez.

Las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para un acuerdo por $1,300 millones se mantienen, según han dicho el organismo y el gobierno.

En paralelo a la caída en el precios de los bonos, el riesgo país de El Salvador ha subido. Hasta el pasado 22 de julio, el Indicador de Bonos de Mercados Emergentes (EMBI por su sigla en inglés), que elabora J.P. Morgan Chase , marcaba para El Salvador un riesgo de 789 puntos, uno de los más altos de América Latina. "El riesgo país se ha duplicado con respecto a lo que se tenía en diciembre de 2019", lo que se traduce en una aumento de 395 puntos, resaltó el economista Claudio de Rosa, investigador del Centro de Políticas Públicas de la Universidad Francisco Gavidia (UFG).

“Como resultado de la caída de los bonos se ha exacerbado también el nivel de riesgo. Los inversionistas están a la expectativa si se logra un acuerdo con el FMI”.

Rommel Rodríguez, coordinador de Macroeconomía de funde.

La tasa de los bonos del tesoro de EUA —considerados libres de riesgos— más el EMBI es igual a la tasa mínima que el país tendría que pagar si saliera a colocar una emisión de bonos al mercado internacional. Por ejemplo, si El Salvador hubiese emitido bonos el 22 de julio, la tasa mínima a pagar sería de 9.17 %. "Significa que El Salvador tiene que destinar más recursos para pagar intereses, y ya estamos teniendo una situación donde el pago de intereses es muy superior a lo que destinamos al presupuesto más alto en el país que es el de educación", ejemplificó De Rosa.

Emisiones de bonos a tasas más altas significan el pago de más intereses por esa deuda y "eso más tarde o más temprano, si no hay una evolución de la actividad económica sólida, fuerte, se va a traducir en una subida de impuestos", concluyó Rommel Rodríguez.

Riesgo país

Los inversionistas utilizan el EMBI (Indicador de Bonos de Mercados Emergentes) como referencia. Este es un indicador que elabora J. P. Morgan Chase basado en el comportamiento de la deuda externa emitida por cada país. Mientras menor certeza de que el país honrará sus obligaciones, más alto será el EMBI de dicho país, y viceversa. 

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines