Economía

Prevén que presión inflacionaria en El Salvador siga en 2022

Los precios de los productos de la canasta básica seguirán subiendo, estiman expertos. A octubre, El Salvador registró la tasa más alta en los últimos 10 años.

Impacto. El alza en el precio de los alimentos es una de los factores que más ha impactado el bolsillo de la población este 2021.

Los precios al consumidor seguirán subiendo hasta el primer semestre de 2022, lo que forzará a los salvadoreños a decidir entre gastar más de sus fondos o reducir gastos. Expertos salvadoreños afirman que la presión la presión inflacionaria será impulsada por la subida repuntes en las tarifas de los fletes y el cierre de puertos y fábricas en China.

"El primer semestre del próximo año el país tendrá un proceso inflacionario importante. Todo va subiendo y eso genera un problema de poder adquisitivo en la población. En la medida que los precios internacionales suben eso genera un problema importante para la población", indicó el economista, Luis Membreño.

Cifras de la Dirección Nacional de Estadística y Censos (DIGESTYC) indican que a octubre, los precios de los productos de la canasta básica estaban un 5.49 % más altos de como estaban en octubre del año pasado. Esta tasa es la más alta registrada en los últimos 10 años, ya que en octubre de 2011, El Salvador tuvo una inflación de 5.44 %.

"Lo que tiene que hacer todo mundo es analizar sus gastos, analizar los ingresos extraordinarios que pueda tener en la época navideña y conservarlos lo más que pueda para iniciar el año y no salir a gastarlo todo, porque vendrá por ejemplo el inicio de clases y va a ser caro todo de lo que fue el año pasado. El que tenga la posibilidad que busque la forma de reducir sus gastos y de esa manera tratar de ir compensando los incrementos de precios", recomendó.

Productos como el tomate han experimentado alzas mayores al 200 %. Según el CDC, de mayo a noviembre, la caja de tomate de pasta mediano, ha aumentado 258.7 %, al pasar $5.80 a $20.80.

Otros de los productos que más han impactado el bolsillo de los consumidores han sido el del huevo que ha pasado de $2.50 a $4.15, la caja de 30 unidades, y el pollo, que pasó de $1.30 a $1.75 en el mismo periodo, un 34.6 % más.

"Yo recomendaría a los consumidores que prioricen la alimentación porque estamos viendo rápidamente un declive del poder adquisitivo frente a precios de alimentos, bienes y servicios que están incrementando", expuso Danilo Pérez, director del Centro para la Defensa del Consumidor (CDC).

Pérez considera que los productos de mayor demanda por la temporada navideña, como el tomate, chile verde y cebolla, tendrían mayores aumentos a los que se tenían usualmente en estas festividades.

A casi dos años del arranque de la pandemia de la covid-19, el impacto económico de la crisis se sigue sintiendo incluso después que los países salieron de duros encierros y la demanda del consumidor se recuperó.

Según los datos del Índice de Precios al Consumidor (IPC), en octubre una de las mayores alzas se reflejó en los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas, al crecer 1.66 % en un mes, y 6.07 %, en el año.

"Las familias están sufriendo el proceso inflacionario. Vamos a un proceso inflacionario que va a durar probablemente el cierre de este año, más buena parte del principio del otro", resalta Pedro Argumedo, investigador del Departamento de Estudios Económicos de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES).

Estimaciones

La Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNC- TAD) en su informe sobre el tráfico marítimo, indicó que los precios generales de la cesta de la compra global subirán como media un 1.5 % hasta 2023 en relación con los niveles prepandemia.

Esta situación sería influenciada por la actual subida del costo del transporte marítimo, que mueve un 80 % de esos productos y sigue afectado por la pandemia y los cuellos de botella en la producción.

El informe vaticina "dramáticos repuntes en las tarifas de los fletes, importantes subidas de precios para consumidores e importadores y posibles cambios en los patrones comerciales debido a la tensiones comerciales y a la búsqueda de una mayor resiliencia".

"Volver a la normalidad requeriría invertir en nuevas soluciones, incluyendo infraestructuras, tecnología de transporte de mercancías y digitalización, o medidas de facilitación del comercio", sugirió en la presentación del informe la secretaria general de la UNCTAD, la costarricense Rebeca Grynspan.

Naciones Unidas subraya que si continúan los actuales problemas en el tráfico marítimo los precios de las importaciones a nivel mundial aumentarán un 11 %, como consecuencia de la subida de precios de los fletes.

Estas subidas acaban afectando a los consumidores, que "tendrán un 1.5 % menos de dinero en sus bolsillos" en 2023, explicó a Efe el principal autor del estudio, Jan Hoffmann, experto en comercio y logística de la UNCTAD.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines